Entradas

Artroscopia de hombro

artroscopiahombroQx2La Artroscopia consiste en acceder a la articulación por medio de una óptica (tubo estrecho que contiene lentes de aumento y fibras ópticas) que se conecta a una fuente de luz (que ilumina la cavidad) y a una cámara de alta resolución, consiguiendo una imagen de alta calidad en una pantalla de video. Realizamos toda la intervención a través de pequeñas incisiones (5mm) guiándonos de la imagen transmitida a la pantalla.
Nosotros realizamos la artroscopia de hombro con el paciente tumbado de lado, traccionándo de forma controlada del brazo.
Por medio de la artroscopia, tenemos acceso a dos zonas:
• Articulación gleno-humeral (cabeza humeral y glenoides)
• Espacio subacromial (donde se localiza la art. Acromio-clavicular)

Valoración médica
Al ser, el hombro, una zona tan móvil, aumentan las posibilidades de lesiones. Cuando se sufre dolor, se tiende a evitar las actividades diarias, aún las más sencillas. Si se mantiene inactivo por demasiado tiempo, el hombro tiende a volverse rígido y cada vez es más difícil su movilización.

Ante una lesión, realizamos una valoración del hombro, recogiendo datos previos del paciente, información sobre el momento de la lesión, exploración física y pruebas diagnósticas.
Con la radiografía simple podemos valorar fracturas, depósitos de calcio, irregularidades óseas (como desgaste excesivo de las articulaciones) y con la Resonancia Magnética (RMN) valoramos lesiones en los tejidos blandos (lesiones del labrum, del manguito de los rotadores, etc).
La artroscopia de hombro se suele utilizar ante:
• Sindrome subacromial (disminucióndel espacio, chocando las estructuras)
• Inflamación: bursitis, tendinitis, tendinitis calcificante, capsulitis retractil etc.
• Luxación de la cabeza humeral (con rotura del labrum glenoideo)
• Rotura de alguno de los tendones del manguito de los rotadores Leer más