rm sin claustrofobia en IMTRA

¿Se puede evitar la claustrofobia en una resonancia magnética?

Sentir claustrobia o ansiedad al someterse a un estudio de resonancia magnética no es raro.

Un programa pionero del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba se aplicó para preparar a 800 pacientes que presentaban este desorden emocional (el 1,44% del total de los sometidos a resonancia magnética) y poder hacerse la prueba. Enlace

Aunque los últimos aparatos de resonancia, conceden amplitud al paciente, pueden aparecer ciertos niveles de ansiedad. Las recomendaciones de psicólogos, médicos y radiólogos al respecto, van a ayudar a reducir el estrés del paciente, pero no hay formas conocidas para prevenir completamente la claustrofobia.

Es fundamental conresonancia abierta en IMTRAocer los diferentes tipos de máquinas que hay. Una máquina “abierta” nos va a ofrecer mayor espacio sobre nuestra cabeza y a los lados. No todas las máquinas anunciadas como “abiertas” son tan abiertas como cabría pensar y algunas tienen una preocupante “mole pesada” sobre nuestras cabezas. Por otro lado hay que tener en cuenta el campo magnético de la máquina, ya que muchas resonancias abiertas tienen un menor campo que las convencionales y las imágenes obtenidas van a tener menor resolución y por tanto son un peor apoyo al diagnóstico. Las hay con alta resolución y en las que el paciente no tiene que tumbarse, sino que está sentado. Tienen el problema de que sólo sirven para estudiar las extremidades. Pero cuando vamos a hacer una resonancia de tobillo, muñeca o rodilla, ésta máquina debería ser nuestra elección. La máquina de resonanciaabierta.com es una máquina de Alto Campo (1 tesla), sin mesa, una máquina específica para resonancias de extremidades.
Primer consejo por tanto, es conocer las diferencias entre las distintas máquinas y elegir aquella que mejor conjugue resolución y amplitud para nuestro caso concreto.

Nuestro segundo consejo es practicar terapia cognitiva conductual. Hecha correctamente, es el mejor tratamiento a largo plazo para evitar la claustrofobia. Hay que aprender a controlar los pensamientos que se producen al enfrentarse a la situación que induce al miedo de manera que se modifique la reacción.

El tercer consejo es practicar técnicas de relajación que reduzcan el estrés. Una simple es tomar el control de la respiración, inhalando a la vez que contamos hasta 10 y exhalamos igual, frenando la respiración.

Por último tenemos remedios naturales a base de hierbas y medicinas para la relajación, pero en este caso bajo la supervisión de un médico.

 

5 comentarios
  1. Alejandra
    Alejandra Dice:

    Buenas noches; yo tengo que hacerme una resonancia del cerebro el jueves y la verdad es que solamente de pensar que tengo que pasar por esa prueba ya me da la ansiedad, aunque me la van a hacer en una máquina abierta me da muchísimo miedo porque no sé si la voy a poder superar

  2. Alejandra
    Alejandra Dice:

    Desde que me dijeron que me la tenía que hacer no paro de mirar en internet para ver cómo son esas máquinas, ya me dijeron en el hospital que eso durará unos 15 o 20 minutos pero igual estoy muy asustada

  3. imtra
    imtra Dice:

    Hola Alejandra:
    Lo mejor sería visitar la instalación para que el técnico nos explique cómo es la máquina y las sensaciones que se pueden sentir.
    Procura ir acompañada de una persona conocida que te transmita tranquilidad, e incluso pide que la dejen pasar a la sala de resonancia contigo. Antes de entrar respira profundamente. Visualiza imágenes agradables entrenadas en tu mente. Todo con aprendizaje es menos grave de lo que pensabas.
    ¡Ánimo!

  4. Luis Manuel
    Luis Manuel Dice:

    Yo hoy entré y no pude aguantar ahi dentro, llegué solo al Hospital, mañana haremos un nuevo intento y espero poder aplicar lo que aquí mencionan, animo Alejandra verás que si podemos, saludos desde Monterrey, NL, México

  5. lola
    lola Dice:

    Ayer me hicieron una resonancia de cadera, pensé que me la iban a hacer abierta y cuando llegué allí vi que era cerrada. Me asusté, pero me dijeron que parte de la cabeza quedaba al aire lo que me tranquilizó.
    Cuando me tumbé cerré los ojos para no ver y una vez que pasé el pequeño túnel los abrí.
    Tiene una duración de 12 a 15 minutos, hay que pensar en cosas agradables y no reparar en el ruido, aunque te dan unos cascos para evitarlo.
    Cuando finalicé me felicité a mi misma por haber controlado la situación.
    Mi consejo, id tranquilos, no pasa nada y mira que lo dice una que se pone de los nervios cuando va al médico.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *