Colocamos una cámara hiperbárica en IMTRA

camara hiperbarica en IMTRA

¿Qué es la oxigenoterapia Hiperbárica?

Es una modalidad de la oxigenoterapia en la que se utiliza una cámara hiperbárica para crear una presión por encima de la atmosférica.

Bases de la terapéutica

Cuando respiramos oxígeno puro a una presión por encima de 1.4 ATA, se consigue, según la Ley de Henry, un incremento importante del oxígeno disuelto en el plasma. Para hacernos una idea del incremento debemos pensar que cuando respiramos aire la Presión Parcial de Oxígeno (PpO2) en sangre arterial es de unos 90 mm de Hg. Pues bien, cuando respiramos oxígeno puro durante el tratamiento en cámara hiperbárica, esta PPO2 puede llegar a ser de hasta 2000 – 2400 mm de Hg a 3 ATA. Con este aumento importante del transporte de oxígeno podemos conseguir que aquellas áreas del organismo que estén en hipoxia (falta de oxígeno) y que no pueda ser corregida de otra manera, se beneficien de este oxígeno y puedan poner en marcha las rutas metabólicas y aquellos mecanismos fisiológicos deprimidos por la situación de hipoxia.

Indicaciones

Los principales componentes de la acción terapéutica de la oxigenoterapia hiperbárica son dos:

  • En primer lugar, garantizar el transporte de oxígeno a los tejidos incluso cuando la hemoglobina y los glóbulos rojos no se encuentren en condiciones de hacerlo, como ocurre en el curso de situaciones de anemia o de intoxicaciones por gases como el monoxido de carbono (CO).
  • En segundo lugar, se trata de favorecer la difusión del oxígeno de los capilares a las células, donde por cualquier causa exista una disminuida perfusión sanguinea. Por consiguiente, la oxigenaterapia hiperbárica está también indicada en todas aquellas patologías en las que exista hipoxia tisular. A este grupo pertenecen patologías como:
  • La intoxicación por monóxido de carbono.
  • Gangrena gaseosa, Mionecrosis clostridial.
  • Pie diabético 
  • Fascitis necrosantes.
  • Lesiones postradioterapia (Osteoradionecrosis, Cistitis rádica)
  • Enfermedad descompresiva.
  • Aeroembolismo o Embolia de aire traumática.
  • Osteomielitis Crónica Refractaria.

Otras aplicaciones

Existen testimonios científicos de la influencia positiva del oxígeno hiperbárico en relación a los procesos de reparación de los tejidos lesionados, con especial referencia al tejido óseo y al cutáneo, especialmente después de quemaduras o trasplantes. En otras formas clínicas, la oxigenoterapia hiperbárica puede conducir a la curación al reactivar procesos metabólicos deficitarios.

Asociado a otros tratamientos, la oxigenoterapia hiperbárica representa una ayuda valiosísima en las siguientes condiciones:

  • Insuficiencia arterial periférica en pacientes no revascularizables.
  • Tratamientos pre y postoperatorios en cirugia ortopédica
  • Tratamientos pre y postoperatorios en cirugía vascular.
  • Sordera Súbita.
  • Oclosión de la arteria central de la retina
  • Encefalopatias postanóxicas, Parálisis Cerebral.
  • Autismo.
  • Esclerosis Múltiple.

Fuente: Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Medicina_hiperb%C3%A1rica)