Artroscopia de hombro

La Artroscopia consiste en acceder a la articulación por medio de una óptica (tubo estrecho que contiene lentes de aumento y fibras ópticas) que se conecta a una fuente de luz (que ilumina la cavidad) y a una cámara de alta resolución, consiguiendo una imagen de alta calidad en una pantalla de video. Realizamos toda la intervención a través de pequeñas incisiones (5mm) guiándonos de la imagen transmitida a la pantalla.
Nosotros realizamos la artroscopia de hombro con el paciente tumbado de lado, traccionándo de forma controlada del brazo.
Por medio de la artroscopia, tenemos acceso a dos zonas:
• Articulación gleno-humeral (cabeza humeral y glenoides)
• Espacio subacromial (donde se localiza la art. Acromio-clavicular)

Valoración médica
Al ser, el hombro, una zona tan móvil, aumentan las posibilidades de lesiones. Cuando se sufre dolor, se tiende a evitar las actividades diarias, aún las más sencillas. Si se mantiene inactivo por demasiado tiempo, el hombro tiende a volverse rígido y cada vez es más difícil su movilización.

Ante una lesión, realizamos una valoración del hombro, recogiendo datos previos del paciente, información sobre el momento de la lesión, exploración física y pruebas diagnósticas.
Con la radiografía simple podemos valorar fracturas, depósitos de calcio, irregularidades óseas (como desgaste excesivo de las articulaciones) y con la Resonancia Magnética (RMN) valoramos lesiones en los tejidos blandos (lesiones del labrum, del manguito de los rotadores, etc).
La artroscopia de hombro se suele utilizar ante:
• Sindrome subacromial (disminucióndel espacio, chocando las estructuras)
• Inflamación: bursitis, tendinitis, tendinitis calcificante, capsulitis retractil etc.
• Luxación de la cabeza humeral (con rotura del labrum glenoideo)
• Rotura de alguno de los tendones del manguito de los rotadores Leer más

artroscopia de rodilla en IMTRA

La artroscopia de rodilla

 La artroscopia es un procedimiento quirúrgico que nos permite visualizar, diagnosticar y tratar problemas en una articulación, sin necesidad de abrir todas las estructuras de la misma (artrotomía), con todas las ventajas que esto conlleva:

• Mayor rapidez en la recuperación funcional de la articulación.

• Menor dolor postoperatorio.

• Menor estancia hospitalaria.

• Mayor rapidez en la incorporación a la vida social.

La mayor actividad deportiva actual, hace que las lesiones en rodilla sean frecuentes y la artroscopia facilita tanto el procedimiento quirúrgico como la pronta recuperación del paciente.

La Artroscopia consiste en acceder a la articulación por medio de una óptica (tubo estrecho que contiene lentes de aumento y fibras ópticas) que se conecta a una fuente de luz (que ilumina la cavidad) y a una cámara de alta resolución, consiguiendo una imagen de alta calidad en una pantalla de video. Realizamos toda la intervención a través de pequeñas incisiones (3-5mm) guiándose de la imagen transmitida a la pantalla. Leer más

protesis-cadera

Prótesis de cadera a medida

 

La prótesis a medida o individualizada de cadera (Custom Stem) consiste en la fabricación de un vástago adaptado totalmente a la anatomía femoral del paciente buscando el óptimo punto de rotación articular. La prótesis se completa con un cotilo semiesférico estándar que requerirá que el cirujano adapte adecuadamente.

Indicaciones
• Artrosis en personas jóvenes. Se busca una máxima adaptación entre el vástago y la anatomía prolongando la vida media de dicha prótesis.
– Anatomía anormal en fémur:

  • Displasias
  • Fracturas con o sin tratamiento previo
  • Artrodesis
  • Fémures del gigantismo/enanismo
  • Coxa vara / Coxa valga
  • Deformidades en canal intramedular
  • Deformidades extramedulares

 

Contraindicaciones
Las mismas que en cualquier prótesis de cadera:
• Infección actual de cadera u otro tipo.
• Parálisis de la musculatura (cuádriceps).
• Enfermedad vascular severa.
• Disfunción mental severa.
• Enfermedad física seria.
• Obesidad mórbida.

 

Diseño de la prótesis

Para la fabricación del vástago a medida se requiere de la colaboración
de distintos profesionales:
• Radiólogo
• Cirujano
• Ingenieros
• Comercial que relaciona a todos los anteriores

Una vez que el paciente es seleccionado para ser portador de una prótesis de
cadera a media, comienza el proceso de recogida de datos:
1. Información general como fecha de nacimiento, lado a intervenir,
peso y altura.
2. Pruebas radiológicas (protocolo establecido):

  1. Radiografía de pelvis
  2. Telerradiografía
  3. Radiografía de proyección del falso perfil de Lequesne
  4. TAC (en CD con DICOM3) del miembro a intervenir con secciones a nivel del:
  • Zona acetabular y fémur proximal
  • fémur diafisario
  • rodilla
  • tobillo y pie

Toda esta información le va a permitir a los ingenieros, por medio de un
software específico, realizar una perfecta reconstrucción en 3D de toda la
cavidad intramedular y la anatomía extramedular permitiendo diseñar:
a) el vástago con el perfil o forma más adecuada según la mejor
transferencia de cargas
b) el centro extra-óseo de rotación de la prótesis total (cotilo/vástago)
estableciendo:
a. longitud de cuello
b. anteversión
c. ángulo CCD (cabeza-cuello-diáfisis)

 

Los ingenieros enviarán al cirujano una planificación virtual indicando:
• perfil del vástago
• longitud y ángulo del cuello femoral
• tamaño de cotilo
Si el cirujano da el visto bueno al diseño, proceden a la fabricación del vástago y si realiza alguna sugerencia, someten los datos a nuevo estudio.
El vástago a medida suele ser no cementado (aunque si lo desea el cirujano también puede ser cementado), elaborado con Titanio TA6V. El cirujano establecerá qué tipo de recubrimiento desea para mejor osteointegración: capa porosa y/o con 2/3 de la superficie cubierta de Hidroxiapatita o toda la superficie del vástago.

La intervención se programará en base a la información que desde la fábrica dan sobre la fecha de envío del implante. El tiempo medio desde que se selecciona al paciente hasta el momento del implante suele ser de unos 3 meses.

Las prótesis de cadera a medida son una solución a los problemas que se plantean ante determinados pacientes con problemas de destrucción o deformidad de la articulación de la cadera (muy jóvenes, deformidades complejas, etc).