camara hiperbarica IMTRA

Medicina hiperbárica, eficaz contra el pie diabético.

El pie diabético

El pie diabético es una patología multidisciplinar inducida por la hiperglucemia mantenida y otros factores que concurren con frecuencia en personas con diabetes (hipertensión arterial, hipercolesterolemia,…) que provocan un daño en los vasos sanguíneos y nervios del pie.

Estas complicaciones pueden ser:

a) Úlceras neuropáticas

b) Úlceras por isquemia vascular

c) Procesos infecciosos abiertos o cerrados

Al sufrir disminución de la sensibilidad y  mala circulación del pie, puede formarse una úlcera, algunas veces grave, y que es la principal causa de una posible amputación.

Si una úlcera aparece, hay que acudir lo antes posible al especialista. No sólo para curarla, sino para diagnosticarla y diseñar un tratamiento personalizado.

Los mecanismos más importantes en la fisiopatología del pie diabético son: un retraso de la cicatrización, y una pobre respuesta frente a la infección.

Los factores que producen este retraso son: la hipoxia, la alteración del transporte de oxígeno, disminución de la síntesis de colágeno, alteración del metabolismo lipídico, alteración de los factores de crecimiento tisular.

Este ambiente hipóxico es consecuencia de la glicosilación no enzimática que, por un lado disminuye la capacidad de deformación de la membrana de los hematíes necesaria para circular por finos capilares, y por otro incrementa la producción de radicales libres.  Además hay alteraciones de la adhesividad plaquetaria, que disminuye la acción de liberar factor de crecimiento necesario para la cicatrización, y un aumento de la viscosidad sanguínea. Ya no solo hay un menor aporte de oxígeno, sino que este es requerido en mayor medida para atender la afinidad que presenta la hemoglobina glicosilada, conduciendo a la lesión a una cicatrización más lenta.

En condiciones hipóxicas se forma el colágeno muy débil.

La menor disponibilidad de oxigeno tisular dificulta el mecanismo de fagocitosis, originando una pobre respuesta a la infección. Se produce una reacción adaptativa del sistema de microcirculación que aumenta el contacto de la sangre con los tejidos con el objeto de captar más oxígeno.

El mecanismo por el cual las heridas se curan, es oxígeno dependiente. Las heridas normales sanan con una presión parcial de oxígeno (PO2) mayor de 40 mmHg. Si el PO2 es menor de 40 mmHg, la curación de la herida está alterada.

Por otro lado, los daños a los nervios periféricos de los pies hacen que las lesiones del pie diabético transcurran sin dolor pudiendo aparecer úlceras de la planta del pie, atrofia de la piel, etc. y con riesgo de gangrena.

Tratamiento con oxígeno Hiperbárico

El oxígeno hiperbárico es un tratamiento que ha demostrado efectividad. La OHB se usa exitosamente en varios países del mundo en el tratamiento de lesiones tróficas graves del pie diabético para prevenir la amputación y la necrosis y disminuir el tiempo de cicatrización, exigiendo un menor requerimiento de insulina.

El tratamiento con oxigenoterapia hiperbárica (OHB) aumentará la presión parcial tisular de oxígeno unas 10 a 15 veces, corrigiendo la hipoxia y favorecerá todos los mecanismos oxígeno-dependiente de los tejidos hipóxicos

Protocolo

En IMTRA nuestro protocolo de tratamiento es de 20, o más, sesiones de OHB a 2,2 ATA en sesiones diarias de 1 hora. Necesariamente esta terapia irá unida al lavado, cuidado y desbridamiento de la herida llevados por enfermería especializada.

IMTRA dispone de autorización sanitaria para esta especialidad, los tratamientos se realizan bajo la supervisión de nuestra especialista dra. García Greciano, por técnicos formados y contamos con la presencia física de un médico en la clínica mientras el paciente está dentro de la cámara hiperbárica.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *